La Sombra del Alma

Año nuevo, primavera nueva...

Escrito por viktor 15-01-2011 en General. Comentarios (0)
Año nuevo, primavera nueva...

Mucho tiempo sin escribir, como desde el año pasado más o menos XD Como siempre por estas fechas, estos primeros momentos del año se dedican a hacer un balance y una serie de propósitos para ir cumpliendo, pero sinceramente, yo me niego a ello, me niego a hacer balance, me niego a juzgarme, a sopesar si el año pasado fue mejor que el anterior o será peor que este. Me niego a reflexionar sobre lo ocurrido y sobre lo que ocurrirá, principalmente sobre lo que ocurrirá, cómo si tuviéramos poder alguno sobre el caprichoso destino... por ello he decidido simplemente dejarme llevar, no proponerme nada, simplemente abrazar lo que venga y disfrutarlo con plenitud. Por ello he ideado un número de ideas y máximas que espero que todo el mundo asuma y cumpla para comenzar y finalizar los años a partir de ahora.


1.- A partir de ahora, el año nuevo se celebrará el 21 de marzo, con lo cuál nochevieja será el 20 de marzo. (en el hemisferio sur será 23 y 22 de septiembre respectivamente) Ya está bien de pasar frío en nochevieja, haciendo coincidir la llegada de la primavera con el año nuevo no sólo disfrutamos de una temperatura más agradable, si no que se le otorga una mayor peso al simbolismo de empezar un nuevo año, año nuevo, ciclo de vida nuevo, las flores florecen, los pajarillos cantan, en fin, supongo que se entiende.

2.- Ya basta de años pasados mejores y peores, ya no habrá buenos ni malos años, aprenderemos a valorar aquello que la vida nos ha enseñado en su justa medida y de la cual hemos tenido que aprender la lección, y si no la hemos asimilado, golpe de remo, que ya vamos siendo mayorcitos para aprender a apreciar las cosas tal y como se merecen.

3.- Ferrero Roche debería de fabricar y vender bombones todo el año, ¿qué es eso de que dejan de venderlos porque se podría deteriorar su calidad? ¿Todavía no han descubierto en Ferrero las cámaras frigoríficas? Si los helados no se descongelan, ¿porque se iban a derretir los Ferrero?, muy mal por Ferrero, golpe de remo para ellos...

4.- Basta ya de comilonas, estoy literalmente harto de comer, así que se deberían de prohibir las comidas y cenas con más de una docena de platos, que parece que la mesa nunca es suficientemente grande en navidad, siempre hay platos que no se colocan porque simplemente ¡no caben! Otra de las ventajas de cambiar el año nuevo a marzo es que al hacer más calor, no apetece comer tanto, por tanto podemos cambiar esos roscones de vino que nadie se come y que alguien siempre compra (me gustaría saber porqué...) por un batido de frutas natural, o una piña colada, mucho más rica y sana...

5.- Se acabaron los complejos, aprenderemos a querernos tal cuales somos, a apreciar que cada persona tiene algo que la hace única e irremplazable, que la hace maravillosa y digna de admiración, aunque haya malas personas que se esfuercen por demostrar todo lo contrario.

6.- Ya va siendo hora de pensar por nosotros mismos, de no dejar que opinen por nosotros, de tener el criterio propio suficiente para no dejarnos manipular, que no somos ovejas a las que tienen que andar pastoreando, si no que somos nosotros los pilotos de nuestra vida, de nuestra conducta, de nuestras opiniones y de nuestras propias formas de pensar.

7.- Y por último por ahora... ya va siendo hora de aprender a expresar nuestros sentimientos, de dejar de guardarnoslos y comenzar a compartirlos. No sabemos a donde nos puede llevar hacerlo, sé que puede resultar doloroso sentirse vulnerable en ocasiones, pero quiero pensar que los beneficios superan ampliamente el riesgo. La verdad es que si por mi parte fuera capaz de conseguir cumplir este punto, no tengo ni idea de a donde me llevaría, pero estoy seguro de que el viaje al menos valdría la pena...

Y por ahora esto es todo, entrada editada antes de su publicación varias veces, por lo que esta debe ser la versión 1.5 o algo así. La verdad es que cada vez que recuerdo esta entrada se me ocurren cosas nuevas, algo que poner y muy poco que quitar, así que ha sido una entrada que ha evolucionado poco a poco... muchas gracias por llegar hasta aquí, espero que les sirva de inspiración y que les dé algo en lo que pensar.

Un saludo

Viktor...

En la espiral...

Escrito por viktor 06-09-2010 en General. Comentarios (0)
En la espiral...


Cuando los rayos de la luna se filtran por mis pupilas, alumbrando los rincones de mi alma. Cuando las sombras de los recuerdos esconden los secretos de mis pensamientos. Cuando los suspiros de mis labios acarician mis deseos. Cuando mi ser busca el final, y sólo encuentra el principio, entonces es cuando me siento caer en la espiral de humo del fuego del anhelo. Del anhelo de una ilusión que se forja en mis sueños, y que poco a poco cada amanecer se desvanece, y mi ser se queda vacio, ausente de razón, estéril de sentimientos, asolado por los huracanes de la indiferencia, y mi alma muere poco a poco, mi humanidad se desvanece con cada brisa que se lleva el polvo que cubre mi corazón. Y cada latido se hace más profundo, la sangre fluye más lentamente, como si con cada impulso fuera más densa, y siento que el mundo cada vez va más rápido, acelerado por mis sueños fallidos, por mis deseos perdidos, y mi cabeza va más lenta, atrapada en los engranajes de la impotencia, realentizada por mis pesares, por mis debilidades. por mi naturaleza. Y no sé cómo escapar de esta jaula de decadencia, de esta prisión de rabia contenida, de odio que me consume poco a poco, de pasión tirada en episodios de locura, de locura envasada en recuerdos perdidos por los rincones de mente, y sólo deseo poder escapar, batir las alas de la esperanza y volar hacia la luz del futuro, esas alas que hace tiempo me amputé para poder sobrevivir a través de mi atormentado mundo, un mundo repleto de fantasmas de oscuras pesadillas, de seres perversos que no cesan de aullar en las noches, y los ecos de sus gritos resuenan en mi conciencia, y distorsionan mi verdad. La manipulan y la contaminan con sus impíos cantos, la vician con los tétricos tentáculos de su apetencias, la pervierten con las ansias del hambre de su rencor. Y yo sólo quiero gritar, gritar fuerte hasta que escupa jirones de mi garganta con cada chillido, ocultar el susurro de su amarga letanía y poder escapar, recuperar el control de mi mente, de mi cuerpo, de mi alma. retomar el camino de mi destino y con el tiempo, finalizar el camino de mi vida. Y durante un momento creo que es posible, durante un momento lo veo con tal claridad que ciega mis ojos, la misma claridad del sol al aparecer sobre el horizonte y con la que mis sueños vuelven a desaparecer, y entonces... vuelvo a caer en la espiral de mi espíritu...


Viktor...

Navegando

Escrito por viktor 25-07-2009 en General. Comentarios (1)
Navegando...

Navegando por el océano de la vida sin rumbo fijo, esquivando las olas de incertidumbre en busca de la que hará mis sueños realidad. En busca de la ola que me devuelva mis esperanzas, que me de fuerzas para seguir mi viaje, para olvidar mi pasado y acercarme a mi destino. El sol brilla en el cielo y daña mis ojos, hace que se vuelvan meras rendijas por las que escapan los suspiros de mi alma, demasiada luz para tanta oscuridad en mi corazón. Oscuridad que hace mi corazón palpitar, que hace que los músculos de mi cuerpo se tensen, que se encabrita con la adrenalina que mi cuerpo exuda al sentir las caricias del agua salada recorriendo mi piel, acariciándola con las burbujas que las crestas de las olas depositan en los poros de mi piel. El frescor de agua enfría el calor que emana de mi ser, el ardor de sentimientos reprimidos en profundas jaulas de cordura que los mantienen aprisionados para que no salgan a flote, que luchan por liberarse y campar a sus anchas por los diferentes estratos de mi mente, como juguetones duendes que actúan sin pensar en las consecuencias de sus actos y que no sienten remordimientos, remordimientos que luego atormentan mi juicio en las oscuras noches de soledad. Sigo navegando el baile del mar, al son que las olas me cantan, en busca de la ola que me devuelva mis esperanzas, que me de fuerzas para seguir mi viaje...


Viktor...


Vaciando mis entrañas

Escrito por viktor 15-03-2009 en General. Comentarios (2)
Vaciando mis entrañas

Escribo en esta ocasión para vaciarme, para coger toda mi ira y plasmarla en este escrito. Aunar todas mis ansias de destrucción y volcarlas sobre líneas de texto inútiles, por no golpear mi cabeza contra una pared hasta perder el conocimiento, por no golpear una pared con mis nudillos hasta dejar mis huesos al aire. Tanta ira acumulada y tan pocas maneras de expulsarla con eficacia. Tantas ansias de dejar un desierto de caos a mi paso, de causar pena, tristeza, frustración y dolor. Tantas ganas de contagiar al mundo con parte de mi oscuridad, de inundar su mierda de mundos con oleadas de odio irracional, con montañas de furia incontrolable que azoten sus mentes para llevarlos a la locura. Llevarlos a la locura hasta que sus enfermizas mentes oigan en la lejanía las carcajadas de mi rabia. La rabia de la impotencia, de la frustración y la cólera. Cólera que recorre mis venas, alimentando mis músculos, tensándolos a cada latido de mi corazón hasta que estallan en avalanchas de violencia brutal, arrastrando consigo todo aquello que encuentra a su paso hasta que no queda nada por destruir, y entonces, cuando ya no queda nada, las ansias de destruir siguen ahí, y comienzan a volverse contra uno mismo, toda la furia desatada, hambrienta de muerte, después de acabar con todo, vuelve para acabar consigo misma. Y el odio, todo ese rencor, toda esa hostilidad empieza a alimentarse de mi, empezando desde bien adentro, donde es fuerte, y devorando carne y hueso hasta no dejar más que el rastro de algo vagamente humano. Y cuando ya no queda nada de mi ser, cuando sólo quedan las cenizas de una nula existencia, puedo volver a renacer para volver a empezar. Cuando ya no queda nada, es cuando la esperanza tiene un motivo para existir, hasta entonces es la sangre la que manda...


Viktor...


Otra cosa más de esas que escribo....

Escrito por viktor 03-03-2009 en General. Comentarios (0)

Otra cosa más de esas que escribo...


Es duro darse cuenta de que el tiempo pasa. Supongo yo que cada uno tiene una manera diferente de darse cuenta de como van cambiando las cosas. En mi caso fue sencillo, hace tan sólo unas pocas horas, con algo tan habitual como puede ser mirarse al espejo. Mirarse al espejo, cuantas veces haremos ese gesto durante el día, a lo largo de meses, y esta vez resulto ser diferente. No tengo ni idea de porque fue esta vez diferente, pero lo fue. Y fue diferente porque me vi diferente, durante unos instante me costó reconocerme en el espejo. Quizás sea porque desde hace ya un tiempo los cambios que voy experimentando han sufrido un efecto avalancha y mi carácter respecto a ciertos ámbitos se ha alterado de manera drástica. Y cuando me he mirado hoy al espejo, por primera vez he visto esos cambios, o quizás los iba viendo desde hace tiempo, pero es en ese momento en el que los he aceptado. En el que me he dado cuenta de como he cambiado, de como me han transformado las circunstancias, y a partir de entonces me he puesto a pensar en como no me había dado cuentas antes, y como mi cabeza no se puede estar quieta. He seguido hilando temas hasta empezar a pensar en lo fácil que puede llegar a ser que cambiemos, en lo que los estímulos exteriores nos pueden condicionar y en que manera pueden alterar nuestro comportamiento. La verdad es que me parece muy curiosa lamanera en que nuestra mente puede percibir todo ese montón de estímulos, procesarlos y aplicar sus conclusiones a nuestra manera de ver la vida, casi se podría considerar algo matemático, como el resultado de una fórmula que se sustituye por otra variable en el algoritmo de nuestra mente. En fin, creo que empiezo a desvariar un poco, tan solo quería compartir estas reflexiones con la poca gente que me lee, y que si os apetece reflexionarais un poco sobre ello, pero sólo si os apetece. Puede que llegueis a alguna conclusión interesante, o lo que es más importantes, que os conozcais un poquito mejor, algo que sinceramente me resultaría muy grato. Sin más me despido, muchas gracias por leerme.


Viktor...